18 marzo 2018

¡Realizando Sandboarding en el Cerro Negro, León!

Continuando con las pinceladas de la ciudad de León, hoy te mostraré lo que fue mi experiencia ascendiendo y descendiendo el Volcán Cerro Negro, pero primero un poquito de datos interesantes del Volcán.


El Cerro Negro se encuentra a 25 kms de la ciudad de León, es el volcán más jovén de Nicaragua, ya que nació en la madrugada del 13 de abril de 1850, su altura hasta el momento es de 728 metros sobre el nivel del mar y lo mejor de todo, es un volcán activo y el único en el mundo donde podes realizar sandboarding o como acá se le conoce, volcano boarding. "La gritería chiquita" que se realiza en León todos los años el 14 de agosto, es debido a este volcán.

Escogí quetzaltrekkers porque son una organización sin fines de lucro donde voluntarios de todas partes del Mundo ponen su granito de arena trabajando codo a codo con organizaciones locales y apoyarles de una manera u otra a su desarrollo. El costo por persona es de $30 dólares, incluyen frutas, agua, transporte desde León hacia el Volcán ida y vuelta, entrada al volcán, un ligero almuerzo y tu equipo y lo mejor, por si te fascinó la experiencia, con ellos podes descender DOS veces el volcán. 
 



Ya habiendo reservado con días de anticipación los cupos de nosotros con los chicos de quetzaltrekkers en León, nos reunimos en las oficinas de quetzaltrekkers a la hora indicada, 5 minutos antes de las 8 de la mañana, solo llevabamos nuestra emoción y ganas de vivir esta experiencia, también llevabamos nuestras gafas y pañoletas, no se te vaya a olvidar la pañoleta, muy importante. 
 

Llegar hasta la entrada del Complejo Volcánico Pilas- El Hoyo- Cerro Negro toma alrededor de una hora, así que ya a las nueve de la mañana nos estaban brindando indicaciones al pie del volcán donde lógicamente no podía faltar la foto grupal ya con la tabla a espaldas para "facilitar" la ascención. Yo sabía que el asunto para mí no iba a ser fácil, ya que la tabla pesa como el 30% de mi peso, pero aún así la cargué, cada quien cargando con su cruz, también me dí cuenta que mi condición física no era la mejor para eso, pero yo quería ir y debía de llevarla.






Cada que podía veía alrededor y simplemente las vistas valían la pena, se puede ver León y sus alrededores, así como la cordillera de los Maribios y otros volcanes. Es bueno tener a alguien que te esté apoyando y motivando a continuar, como fue mi caso, sino creo que ahí habría quedado jajaja. 

Llegamos a la cima, el guía nos brindó información del volcán, nos mostró un pequeño árbol que está en pleno cráter y otras cositas más, por cierto, la pañoleta te ayudará a cubrirte nariz y boca de pequeños insectos que están en el área. 

 
 
 


Nos pusimos los trajes que venían en nuestras mochilas, agarramos nuestras tablas y en fila uno tras otro iba descendiendo al lugar desde donde cada quien bajaría. Mis amigos querían ir en la línea que va más recta, yo sólo quería descender, así que me ubiqué en el lugar donde me ubicó el guía, me recordó las indicaciones de descenso y cuando me dieron el banderazo verde empecé a bajar, al principio me costó un poco tomar velocidad, pero después fue fenomenal y me fuí riendo todo el camino, para quien me conoce sabe que mi risa es para nada silenciosa y menos si estoy emocionada, así que al llegar al final del camino me seguía riendo y esperando a todo el mundo.  


 



 
 


 
 
Varios de los que descendieron con nosotros quisieron volver a escalar y descender, pero algo pasó con la organización interna y nos dejaron a los que solo quisimos o pudimos descender una vez en el centro que está en la entrada, solo con agua y algunas cositas más, con hambre y sueño, porque usualmente cuando pasa eso mandan al grupo que solo desciende una vez a comer y de vuelta a León inmediatamente, pero esta vez no fue así y tuvimos que esperar hora y un poquito más a la otra gente, tiempo que algunos aprovecharon para dormir, platicar, ver las fotos que habían tomado y tomarse más fotos en el comienzo de la rampa de canopy y el puente colgante. 


Y así es como tacho realizar sandboarding de mi lista de deseos a realizar en mi Nicaragua, aunque este año pienso volverlo a hacer ;). 

Contame tu experiencia, ¿vos ya has hecho sandboarding?¿qué te pareció la experiencia?¿qué otra actividad relacionada a volcanes te gustaría vivir o experimentar? 

No te olvides de compartir el post en tus redes sociales, te lo agradeceré mucho

2 comentarios:

  1. Hola! me da gusto saber que seguís escribiendo. Saludos y mis mejores deseos para vos.Yo también tengo en mi lista de deseos hacer sandboarding.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mey, qué alegre leer un comentario tuyo.

      Te animo a que lo hagas este año, no te vas a arrepentir, solo preparate un poquito físicamente y listo, a disfrutar.

      Saludos

      Eliminar

¡Qué alegre que te tomes el tiempo de dejar tu comentario!

Espero que vuelvas pronto y dejes muchos más :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Forma parte de la familia AguaFuegoyTierra YA!

Pon tu email acá y no te perdás ninguno de los posts del blog ;)